Salir con alguien que acaba de salir

Armario, conocer el mundo. Si estás saliendo con alguien que acaba de salir del armario como gay/lesbiana/bisexual, es fácil olvidar lo difícil, complejo y estresante que puede ser el proceso para él o ella. La mejor manera de animar a que esas inseguridades desaparezcan es simplemente estar ahí para tu pareja y ser tan comprensivo como sea posible. Aquí hay tres maneras en que puedes ayudar a tu pareja a acostumbrarse al salvaje y maravilloso mundo de las citas GLBT:

Dar un paso a la vez

Si tu pareja acaba de salir, puede que no se sienta 100% cómoda con ser gay/lesbiana todavía y eso está perfectamente bien; los grandes ajustes de la vida llevan tiempo.

La mejor manera de mostrar apoyo es facilitarle a tu pareja la entrada a la escena GLBT paso a paso. Presenta a tu pareja a un par de tus amigos GLBT un día o anímalo a que se una a ti en un lugar que sea favorable para los GLBT. Comparte tus propias experiencias y anímalo a que siempre comparta sus sentimientos.

Tampoco hay nada malo en llevar tus aventuras de citas paso a paso. Comienza llevando a tu pareja a restaurantes, teatros y bares donde tengas más privacidad para que se acostumbre a ser visto en público como pareja.

Nunca Desaliente

Tal vez su pareja no esté segura de si debe etiquetarse como bisexual o gay/lesbiana.Las sexualidades son a menudo fluidas, y es importante que usted reconozca y cultive un ambiente que fomente el crecimiento y la exploración personal.

(etiqueta de seguridad_12) Involúcrese

Una de las partes más difíciles de salir del armario es saber cómo decírselo a los amigos, familiares y compañeros de trabajo. Esté disponible para ayudar a su pareja a compartir la noticia. Sea paciente con el proceso y al mismo tiempo enfatice la importancia de ser honesto con sus seres queridos.

Salir con alguien que acaba de salir puede parecer un juego de paciencia a veces, pero al alentar a su pareja, involucrarse en su proceso de aceptación y aprender a llevar la relación paso a paso, usted puede nutrir una relación saludable que es capaz de crecer, lleno de amor y un futuro brillante. La espera vale la pena.