Romper con un ser querido: cómo y cuándo hacerlo

Romper nunca es fácil. Incluso cuando estás terminando las cosas por las razones correctas, sigue siendo difícil cancelar algo que alguna vez fue increíblemente significativo y significativo. Las relaciones terminan por muchas razones, y muchas veces no es para las grandes como el engaño o el abuso. En realidad, la mayoría de las relaciones terminan por razones mucho más mundanas (pero aún así impactantes) como el mal momento y simplemente querer cosas diferentes. Todas las rupturas son difíciles, pero romper con alguien que amas es otra historia.

Una cosa es romper con alguien cuando te has desenamorado de él o nunca has tenido sentimientos particularmente fuertes hacia él. Esas rupturas son difíciles, pero la mayoría de las veces, usted entiende por qué terminar las cosas es lo correcto. Alternativamente, es otra cosa romper con alguien cuando todavía estás enamorado de él. Cuando estás considerando terminar las cosas con alguien de quien todavía estás enamorado, puede volverse complicado y desordenado rápidamente.

¿Cuándo deberías romper con alguien a quien amas?

La respuesta corta: Cuando sabes que ya no deberías estar con ellos, no importa cuánto te preocupes por ellos.

La respuesta larga: Ese momento se verá diferente para todos.

Tal vez quieres cosas diferentes y estás siendo arrastrado en dos direcciones diferentes. Tal vez no estás obteniendo lo que necesitas y te das cuenta de que nunca lo harás. Tal vez permanecer juntos los pone en peligro físico y/o emocional. Cuando tienes un momento en el que te das cuenta de que ya no deberías estar con alguien, es hora de romper. No inventes excusas por las que debas quedarte, toma medidas para proteger tu corazón.

¿Cómo debes romper con alguien que amas?

La respuesta corta: con cuidado.

La respuesta larga: Una vez que tenga confianza en la decisión, tenga una conversación y manténgase firme.

Esté preparado para que su pareja proteste y trate de cambiar de opinión, pero recuerde que ésta es su decisión . No tienes que quedarte con alguien sólo para evitar herir sus sentimientos; puedes ser respetuoso mientras sigues siendo firme. Los dos van a sufrir, pero estarán bien. Lo prometemos.

¿Cómo sabes si romper es lo correcto?

La respuesta corta: Tienes que confiar en tu instinto.

La respuesta larga: Si alguna parte de ti siente que debes abandonar una relación, o si no puedes dejar de pensar en terminar las cosas, escucha esa voz en tu cabeza.

Aunque pensar en ello duele, es importante considerar lo que esa voz está diciendo y por qué lo está diciendo. Lo mejor que puedes hacer es ser honesto contigo mismo. Si un amigo viniera a ti en la misma situación, ¿qué consejo les darías? Pensar objetivamente en su relación puede ayudarle a llegar a una conclusión más sólida.

La decisión de romper con alguien es totalmente tuya. No hay nada que hacer o no hacer, porque cada relación y cada situación es diferente. No depende de la familia, los amigos o incluso artículos como éste influir en su decisión de una manera u otra. Es útil recurrir a fuentes de confianza para hablar de las cosas y obtener asesoramiento, pero en última instancia, eres tú quien decide qué hacer. Puede sonar abrumador, pero trate de verlo bajo una luz positiva: Tienes el poder de elegir lo que te hace feliz. Y durante los momentos tristes, es un pensamiento reconfortante.