¿En una relación de control? Esto es lo que usted puede hacer

Es bueno ser amado, pero existe algo así como alguien que se aferra un poco demasiado fuerte. El comportamiento posesivo no es saludable y puede causar daño emocional, mental y físico a un matrimonio o relación.

Su pareja posesiva puede sentir que está tratando de proteger su relación siendo pegajosa o celosa. Pero la verdad es que el control de las conductas sólo dañará una vez una relación sana y los enviará a ambos hacia la consejería.

Nunca debe excusar a su pareja o cónyuge de la violencia doméstica o del comportamiento posesivo y aterrador.

Aquí están las seis principales señales de que usted está en una relación de control y lo que puede hacer al respecto.

Señales de que su pareja es posesiva

Como las personas que están afuera mirando hacia adentro, es posible que sus amigos y familiares ya estén desconfiados del comportamiento de su pareja. Sin embargo, un compañero posesivo recurrirá a manipulaciones sutiles para mantenerte bajo su control. Esto puede hacer que sea difícil para usted ver las señales de una relación de control cuando está en el lado receptor del abuso.

¿Está confundido sobre la posición de su cónyuge cuando se trata de violencia doméstica o comportamiento posesivo? A continuación, se enumeran los signos más comunes a los que hay que prestar atención:

Celos malsanos.

Es normal que las parejas experimenten formas leves de celos en una relación. Pero los celos malsanos pueden hacer que su pareja le quite el teléfono o que se ponga agresivo cuando alguien coquetea con usted y sofocará su independencia.

Constant appeasing.

No importa lo que estés haciendo, tu cónyuge espera que dejes todo para seguir sus órdenes.

Comportamiento de control.

Un compañero usará el comportamiento controlador para tratar de mantenerlo a usted solo para sí mismo. A menudo le pueden hacer sentir culpable para que pase más tiempo con ellos que con sus amigos y familiares. Incluso pueden tratar abiertamente de alejarte de los demás que te aman.

Acoso cibernético y físico.

¿Alguna vez sientes que te vigilan? Los socios posesivos pueden iniciar sesión en sus cuentas de medios sociales, fisgonear en su teléfono o incluso seguirlo cuando está fuera de la casa.

Constante falta de respeto.

Arrastrar hacia abajo tu autoestima es una táctica común de los socios posesivos. A menudo son paranoicos e irrespetuosos con su espacio personal y sus deseos.

Amenazas y violencia.

Cuando su cónyuge no consigue lo que quiere o usted tiene un desacuerdo, recurren a la violencia física o al habla abusiva.

Consejos para tratar con una pareja posesiva

Nunca es fácil estar con alguien que siempre está tratando de controlarte. Ya sea que su pareja esté consciente de sus maneras peligrosas o simplemente se estén aferrando demasiado debido a errores del pasado en sus vidas, este comportamiento desconcertante necesita detenerse.

Si su pareja es dominante y posesiva, aquí hay algunas cosas que usted puede hacer:

Crear confianza.

Un compañero puede estar actuando posesivamente sin querer. No porque quieran controlarte, sino porque están celosos o inseguros de sí mismos. Una manera de ayudar a su pareja a sentirse más segura en su relación es creando confianza.

Al ser abierto y honesto sobre su paradero y ser responsable de su palabra, su pareja verá que no hay razón para aferrarse a usted tan firmemente.

Comunicar claramente.

La comunicación siempre es beneficiosa para las relaciones saludables y felices. Usted y su pareja deben hablar abiertamente sobre lo que les molesta. Tal vez tu pareja es controladora y ni siquiera lo saben. Hable sobre sus acciones y explique honestamente cómo le están afectando.

Si su pareja está exhibiendo comportamientos que no le gustan o que no aprecia, usted necesita ser claro con ellos acerca de los cambios que necesita ver antes de seguir adelante con la relación.

Fomentar la consejería matrimonial.

Un consejo sólido para tratar con una relación de control es asistir a la consejería. Allí usted y su cónyuge podrán abrir las líneas de comunicación y ver lo que realmente está sucediendo en su relación.

Su consejero puede identificar la verdadera raíz del comportamiento celoso o controlador de su pareja y darle consejos apropiados sobre cómo corregir esos problemas de inseguridad.

Ten paciencia.

Si usted no está experimentando violencia doméstica sino más bien, su pareja está lidiando con inseguridades severas, sea paciente. La consejería puede ayudarlos a usted y a su pareja a aprender a ser mejores personas y a sacar lo mejor de cada uno.

Puede ser frustrante estar con alguien que siempre está preocupado de que te vayas, pero el cambio no va a suceder de la noche a la mañana. Mientras estés en una situación segura, confía en el proceso. El cambio no se producirá de la noche a la mañana.

Crear un plan estratégico para dejar un socio abusivo

Según la Línea Nacional de Violencia Doméstica, una víctima de abuso necesita siete intentos para dejar a su pareja antes de tener éxito. Esto se debe a menudo al comportamiento manipulador, al miedo o a la violencia doméstica. De hecho, las estadísticas muestran que las mujeres en relaciones abusivas están en mayor riesgo cuando dejan a su pareja.

La Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica revela que 10 millones de personas son abusadas físicamente cada año por una pareja íntima. Si usted está en una relación abusiva y posesiva, he aquí cómo puede salir con seguridad.

Evaluar el peligro.

¿Su pareja ha sido violento físicamente antes? Saber esto le ayudará a entender el peligro que puede enfrentar cuando se vaya.

Identificar zonas de seguridad .

¿Puede refugiarse fuera de la ciudad, en un refugio para mujeres o con un amigo o familiar de confianza? Debe tener planeado un retiro seguro antes de partir.

Utilice su teléfono .

Cuando deje a su pareja posesiva o peligrosa, tenga su teléfono listo para llamar al 911. Informe a sus amigos o familiares de confianza que está planeando irse, en caso de que ocurra algo sospechoso. También puede descargar aplicaciones de violencia doméstica para obtener ayuda.

Hay muchos grados de «control» en una relación de control. Algunos pueden ser trabajados, pero muchos no.Nunca debe excusar a su pareja o cónyuge de la violencia doméstica o del comportamiento posesivo y aterrador.