Barack Obama «estrelló» un evento para sorprender a Michelle por su 25 aniversario, y sí, ella lloró

Barack, astuto, perro ROMÃNTICO. Mientras Michelle Obama se unió a su amiga Shonda Rhimes en el escenario de la Conferencia de Mujeres de Pensilvania, su esposo y ex presidente Barack Obama decidió colapsar la fiesta para sorprender a Michelle por su aniversario . Deseamos que Barack arruine nuestras fiestas, pero …

Ayer fue el vigésimo quinto aniversario de bodas de Obama y, aunque no estaban pasando el día juntos , ambas partes compartieron su amor el uno por el otro de maneras especiales. Michelle compartió una foto del día de su boda en Instagram y escribió en la leyenda:

Te puede interesar:
Las divertidas fotos de «SNL» Beck Bennett con su novia son #relationshipgoals

«Un cuarto de siglo después, sigues siendo mi mejor amigo y el hombre más extraordinario que conozco. Yo 💕 tú».

Y para mostrar su aprecio y amor por Michelle, Obama decidió insertarse furtivamente en la conferencia a través de un gran monitor de video que se reproducía para la multitud (y desde entonces se ha compartido en sus redes sociales). Si hubiera un premio al «Mejor esposo del año», ganaría, sin lugar a dudas.

Te puede interesar:Bella Thorne robó la ropa interior de su novio para su último Snapchat, que respetamos porque la ropa interior de niño es cómoda AF

«Tuve que romper esta fiesta porque hoy llevamos 25 años casados», dijo Barack en su video. «La idea de que me aguantarías durante un cuarto de siglo es un testimonio notable de lo santa, maravillosa y paciente que eres».

Michelle se llenó de lágrimas con el mensaje, nosotros lloramos con el mensaje: todo el mundo necesitaba un pañuelo al final.

michelle-obama-llorando.jpg Crédito: Getty Images / Marla Aufmuth

Te puede interesar:Ben Affleck acaba de darle algunos cumplidos * importantes * a Jennifer Garner, y creemos que es increíblemente dulce

Al final del video de Barack, Michelle se volvió hacia Rhimes y bromeó: «Será mejor que me vaya a casa». Y luego procedimos a reír y llorar. Son demasiado perfectos.

Barack y Michelle, los extrañamos, los amamos y les deseamos otros 25 años fructíferos de felicidad conyugal.